Seguidores

martes, 23 de octubre de 2012


España, la Yugoslavia del siglo XXI

La historia reciente de España y de la extinta Yugoslavia tienen mucho en común, más de lo que pueda parecer en un principio. Yugoslavia actualmente es conocida en el mundo entero como ejemplo de desintegración de un país, y debería servir de lección al resto del mundo; sin embargo en España seguimos con los ojos tapados, temerosos de unos separatistas que representan a tan solo el 7% de la población.

Yugoslavia fue un reino durante los primeros años del siglo XX, hasta que en los años cuarenta pasó a ser una dictadura. Durante sus años de dictadura la unidad del país no se cuestionaba, pero tras la llegada de la democracia, los ciudadanos, convencidos por caudillos regionales, comenzaron a relacionar democracia con independencia, a pesar de que el país ya era una democracia unida antes de la dictadura. Os suena, ¿no? Pero ahí no acabó la cosa. En 1992 se independizaron, con Guerra de los Balcanes incluída, varios países de Yugoslavia: Eslovenia, Bosnia & Hezergovina, Macedonia y Croacia. A pesar de todo seguía existiendo Yugoslavia, aunque, evidentemente, quedó reducida.

Pero lo poco que quedaba de Yugoslavia no había terminado de fragmentarse. En 2006 se dividió en Serbia y en Montenegro. Pero además en 2008 Kosovo se separó de Serbia, que era lo más parecido a Yugoslavia que quedaba (#desarrollo). También hay que decir que Kosovo se independizó porque lo quiso la mayoría albano-kosovar del país, que son inmigrantes musulmanes de un país fronterizo, Albania. Nosotros también tenemos muchísimos inmigrantes de otro país musulmán fronterizo... En total Yugoslavia se ha dividido en siete países: Eslovenia, Bosnia y Hezergovina, Macedonia, Croacia, Montenegro, Serbia y Kosovo.

Mientras, en España el separatismo crece: en la Comunidad Vasca los dos partidos más votados (suman el 60%) son independentistas, al igual que en Cataluña, donde gobierna CiU, y el segundo partido más votado, el PSOE, recurre cada vez más al separatismo en busca de unos votos que pierde precisamente por esa tendencia. Y en Galicia, a pesar de que no se ha nombrado apenas, el independentismo ha aumentado del 16% en 2009 (BNG) al 23% (BNG y AGE).

Es evidente que España sigue la misma tendencia que Yugoslavia, solo hace falta leer un poquito de historia: democracia, dictadura, democracia y fragmentación. Poca gente sabe situar en un mapa a Eslonevia, o nombrar la capital de Macedonia. Resta decir que Croacia ha esperado veinte años para entrar en la Unión Europea (pero no en el €uro), y tiene mejores datos económicos que Cataluña. ¿Así se va a quedar España? ¿Hablarán en el futuro de siete países, Cataluña, Euskadi & Navarra, Galicia, Castilla, Extremadura, Islas Canarias y la Antigua República Española de Extremadura, que una vez estuvieron unidos y que a nadie le importan? Todo lo que nos pasa y nos pasará nos lo tenemos bien merecidos, unos por gilipollas y otros por ser una mayoría silenciosa, muda, vaga e inútil.

No hay comentarios: