Seguidores

miércoles, 11 de marzo de 2009

Dudas razonables

"Si todas las personas necesitan conocer las leyes, puesto que su desconocimiento no les exime de la obligación de cumplirlas, también es lógico que debamos poseer los adecuados conocimientos para convivir con nuestros semejantes, puesto que su desconocimiento no nos exime de dicha convivencia."
En anteriores escritos he defendido a la mujer ante la lacra de la violencia doméstica. Lo que sorprende, frente a la alarma mediática, es el mutismo de los medios de comunicación sobre los más de trescientos mil hombres detenidos en España por supuestos malos tratos desde la entrada en vigor de la Ley de Violencia de Género. Varones en su mayoría absueltos, a los que se les negó en su momentola presunción de inocencia o la duda razonable consagrada en La Constitución y que, afortunadamente para ellos, pudieron demostrar su no culpabilidad o inocencia, según que casos.
Nunca se sabrá.
A día de hoy un tanto por ciento significativo de la población penitenciaria es hombre, reo en aplicación de la indicada Ley. Una ley que eleva a delito lo que antes eran faltas, pero sólo si las comete un varón. Si es una mujer, sigue siendo falta...
El revanchismo feminista sigue su cruzada, alcanzando sus últimos objetivos con el resultando de la total exclusión e indefensión para los que representan lo masculino en todos los ámbitos.
Igualdad... sí, pero mo a costa de darle la vuelta a la tortilla y relegar a un plano inferior a todo el que huela a macho.
IMPERIO FEMENINO
Con la bolsa de deporte en ristre, un hombre de mediana edad, cincuentón y apariencia de profesional liberal entra en el gimnasio donde acude tres veces por semana a moldear su cuerpo, bueno... más bien a tonificarlo. Se topa allí con una conocida e intercambian unas palabras: -¿Qué tal? -Pues aquí me ves, a ver si me pongo en forma y me hago merecedor de tus favores. -No, no. No te enteras. A las mujeres nos importa el encanto de un hombre, no lo macizo que esté... Lo cual dice con evidente sorna, acompañando la palabra "encanto" con un frotar de los dedos pulgar y corazón, en inequívoca alusión a la "guita", "pasta", euros.........
Valga esta escena de juguetón "roneo" entre maduritos para ilustrar en la práctica una hipótesis que ha circulado hace unos días por La Red: los orgasmos femeninos son más intensos cuanto más grande tenga el amante...... la cartera.
¿Un amigo, mi confidente, mi cómplice, mi alma gemela....? Nada de eso... compañero; eso está reservado para los "coleguitas" homos....
¿Romanticismo, sorpresa, delicadeza, caballerosidad, sentido del humor, simpatía, empatía, atractivo.....? Puede valer, y seguro que no está de más. Pero..... desengañaos... amigos, no contribuyen al clímax de ellas. Toda la vida suavizándote las maneras y la línea, comprándote colonia cara, para esto. Venga técnicas respiratorias, tantra yoga, viagra, "coca", y musiquita, para al final... tener que masturbarte en tu casa.
Colega..... tanto tienes, tanto vales. Y, da igual que seas un maltratador, la chorba dirá que tienes carácter y a ella le va el sadomaso. Y,  sí eres un borracho, lo mismo, como tengas la cartera y la cuenta corriente de "lujo"... dirán que pasas una fase de stress o que te ha sentado mal la comida...
No lo digo yo, que los Idus de Marzo me libren, lo dicen y lo justifican con datos irrefutables varios estudios de diferentes universidades del Reino Unido y de los EE. UU.
Ya lo decía Adriano Celentano: "Chi non lavora, non fa l´amore"          

No hay comentarios: