Seguidores

jueves, 25 de agosto de 2011

UNA SOCIEDAD INCONSISTENTE

Parece como si nuestro mundo en general y España en particular hubiese perdido el norte. La cibernética ( otra droga ) y los medios de comunicación han hecho de este globo terráqueo eso que se ha convenido en denominar " ALDEA GLOBAL ".
Los secretos practicamente no existen y las noticias vuelan de un lugar a otro a la velocidad del relámpago.
Cualquier hecho que ocurre en un determinado lugar y que " conviene " que se conozca, inmediatamente se convierte en noticia de alcance.
Por el contrario, acontecimientos acaecidos en sitios más próximos si cabe y que conviene silenciar, ni trascienden, ni se divulgan.
La muy grave situación económica que nos aqueja, de manera cuasi generalizada, en cierto modo no ha hecho sino revelar y sacar a relucir cuantas deficiencias y carencias, no solo monetarias sino item más, éticas, morales y de conducta en general, " envueltas " en la permisibilidad de las autoridades con el consumo de drogas, alcohol, etc., para que el personal ni razone, sobre todo en los jóvenes y " jóvenas ". No ya en figuras políticas y financieras que, en muchos casos, lejos de ser paradigmas dignos y modélicos, resultan todo lo contrario.
Aquel grupo de personas como los señores De Gasperi, Robert Schumann, Winston Churchill o Konrad Adenauer, que no solo fueron magníficos dirigentes sino que, preconizaron la INTEGRIDAD Y LA ESPERANZA en una Europa que, por aquellos entonces, salía de la Segunda Guerra Mundial, parece ser pasaron a la historia, como figuras irrepetibles.
En el caso de Alcide De Gasperi, fundador de la Democracia Cristiana en Italia, así como el de Robert Schumann, primaron los valores éticos y morales de las religiones.
Ellos fueron y se declararon cristianos ( también quiero recordar aquí a mi ideal, D. José Antonio Primo de Rivera ), y, como el Sr. Adenauer, profundamente católicos. Y, bajo esa inspiración crearon, por el Tratado de Roma en 1952, el germen inicial de la CEE., del EURATOM., y de la CECA.
Cualquier parecido con esta otra Europa, en la que imperan otros planteamientos parecidos al decadente Imperio Romano, como la orgía, el chalaneo, la bacanal, la diplomacia ( leáse hipocresía ), las valoraciones estrictamente mercantilistas y de zoco moruno ( la Europa de los mercaderes y mesalinas ) o la desintegración de los valores tradicionales y de vergüenza; no es sólo una mera coincidencia, sino que resulta un  auténtico sarcasmo. Carece de estadistas y está dirigida por gente vulgar y mediocre.
El desaparecido Rey Balduino de Bélgica, un monarca íntegro donde los hubiera, en una cena de gala ante Charles De Gaulle, Presidente de la República Francesa a la sazón el día 24 de Mayo de 1961, la manifestó lo que sigue: " Esa Europa, si quiere ser fiel a su misión propia y desempeñar su papel en el diálogo de los pueblos, no puede limitarse a defender la herencia del pasado. Le incumbe ser la vanguardia del progreso, tanto material como espiritual. ¿ Acaso la vocación de Europa no es la de ofrecer la imagen de una sociedad que espera respetar las exigencias de la persona humana y a la vez del bien común ?
Pero, lamentablemente, mientras, parece que dormimos " drogados " en un sesteo o modorra, de la que, en un momento dado, podemos despertarnos con un enorme sobresalto, cuando las soluciones sean practicamente inviables. Ya lo veréis.
Vivimos en " la ciudad alegre y confiada " ( los mundos de Yuppie ), en una sociedad completamente inconsistente y anestesiada que pronto será fagocitada por el " monstruo " que la acecha...
-BAUMANN-

No hay comentarios: